Artículo sobre la LACTANCIA MATERNA: Historia de la alimentación infantil por Joyce M. Kling
¡Hola!¡Buen día! [Regístrate] [Abre Tu Cuenta]


Webs Alternativas
Recomendadas


HIGIENISMO

COMPRA PORTAL

BEBE AGUA PURA

TAROT AMOR

VIDA SANA

COMIDAS-CENAS VEGETARIANAS


Libros Alternativos
Recomendados









Gana Dinero
en Internet


Comnpra y Vende Links Buy and Sell text links

beruby.com - Empieza el día ganando





Gana dinero con tu web site

beruby.com - Empieza el día ahorrando

sección Descargas Alternativas Cómo ganar dinero en Internet


Sección Guía terapias Alternativas
Si te gusta esta página
envíasela a un amig@ haciendo clic aquí
ESCRIBE UN COMENTARIO

Guía sobre
LA LACTANCIA MATERNA
ARTÍCULOS
La lactancia materna es lo más natural y
saludable para el bienestar, crecimiento,
desarrollo y salud del bebé
[Ir a Guía Lactancia Materna]

Historia de la alimentación infantil
por la profesora Joyce M. Kling

Hasta hace poco, las mujeres nunca consideraron no amamantar a sus bebés. Era el único medio disponible para ellas en ese momento -la única manera que conocían de alimentar a sus bebés. De hecho, no sólo daban el pecho a sus bebés sino que lo hacían hasta que el niño tenía dos o tres años de edad.

Shelton señala en un artículo, “The Story of Infant Nursing,” que la mayoría de las civilizaciones daban el pecho a sus bebés durante largos periodos de tiempo. Incluía a los egipcios, indios norteamericanos, mesopotámicos, griegos, romanos y orientales en su documentación de este hecho. En estas culturas, una nodriza (una mujer con leche materna que amamanta al bebé de otra mujer) era utilizada sólo por las mujeres ricas que pensaban que estaban “por encima” de dar el pecho a sus propios bebés.

Cuando los bebés fueron alimentados artificialmente por primera vez, fue sólo a base de pan y agua. Más tarde llegó el uso de la leche de vaca. La invención del biberón se produjo de forma natural. El primer biberón estaba consistía en un cuerno de vaca con un par de piezas de cuero cosidas al final estrecho que tenía un agujero en su interior. El bebé sorbía la leche a través de los agujeros entre las puntadas del cuero. Después llegó la invención de las fórmulas de leche artificiales y toda clase de alimentos envasados para bebés -y, ni que decir tiene, el deterioro de la salud.

Dar el pecho, y hacerlo por largos periodos de tiempo, continuó en este país hasta principios de este siglo. Después de esto, el declive de la lactancia materna fue muy rápido en Norteamerica. Esto se debió en gran parte a que la profesión médica aconsejaba a las madres que la lactancia artificial era mejor (más limpia) para el bebé y las permitiría tener más libertad. Este declive también fue debido a la creciente industria láctea además de la elaboración de fórmulas artificiales que fueron promovidas para obtener beneficios.

Alrededor de los años 20, el movimiento por los derechos de la mujer comenzó y los pechos quedaron pasados de moda. Las mujeres se estaban introduciendo en el mundo de los hombres y realizaban trabajos fuera del hogar. Ya no fueron capaces de quedarse en casa y dar el pecho a sus bebés.

Además de ser forzadas al mundo laboral, los médicos -y otros “expertos” estaban recomendando a las madres no dar el pecho y si daban el pecho, debían realizar el destete pronto. Estos “expertos” proclamaban que si las madres daban el pecho a sus bebés mucho tiempo, sus hijos se apegarían tanto a ellas, que llegarían a ser emocionalmente retrasados o que arruinaría sus relaciones maritales, etc.

Con el siglo 20 llegó la llamada crianza científica del niño -criar al niño según un horario en vez el instinto o el sentido común. Hasta hace una generación, la mayoría de los niños se quedaban en casa con sus madres hasta el jardín de infancia o párvulos. Cada año parece que la edad en que los niños sean cuidados por otras personas que no sean sus padres dismimuye. Ahora incluso los bebés son criados en guarderías. Gran parte de esto se debe a la situación económica -nuestra explotadora sociedad industrial-que obliga a las mujeres a trabajar y estar lejos de sus hijos.

En la década de los 60 y de los 70 la tendencia hacia la lactancia materna cambió. Las mujeres empezaron a “cuestionar” a los expertos y a sentir que debía haber una manera mejor. Ahora hay muchos libros disponibles sobre los temas del parto y lactancia naturales. También hay organizaciones como La Leche League dispuestas a ayudar y recomendando a las mujeres a volver a la manera en que la naturaleza nutre a sus crías.

Fuente: EL SISTEMA HIGIENISTA DE LA SALUD, Copyright @ 1986 LIFE SCIENCE INSTITUTE. La Ciencia de la Nutrición, NOVENA PARTE: BEBÉS Y NIÑOS SANOS. QUINCUAGÉSIMA SEXTA LECCIÓN:La alimentación normal de los bebés;La alimentación de los bebés en circunstancias anormales hasta la edad del destete. PROFESORA: Joyce M. Kling. Traductora: Natividad Casado Sierra. Editorial Higea: www.higea.org


Te Recomendamos
esta Bella Imagen


www.bancodeimagenesgratis.com

Busca el Tiempo
en tu Ciudad







Buy and Sell text links