COVID-19: La vida sana es la verdadera inmunidad para los ancianos en las residencias
Buy and Sell text links Compra y Vende Enlaces

Para una vida MÁS SANA,
MÁS FELIZ Y MÁS SOLIDARIA

MATRIX COVID-19
Descargas Alternativas
LIBROS SANOS E INSPIRADORES
Tiempo - Efemérides

Comenta Envía un mensaje
COVID-19: La vida sana es la verdadera inmunidad para los ancianos en las residencias

COVID-19: La vida sana es la verdadera inmunidad para los ancianos en las residencias

15-09-2021
sugerido por José Manuel

388 Visitas recibidas

A 0 USUARIOS LES GUSTA ESTE ARTÍCULO


Los medios de comunicación anuncian que ahora los ancianos se contagian y mueren mucho menos de la COVID-19 en las residencias porque están vacunados.  Veamos si esta afirmación se sustenta en un análisis objetivo desde el punto de vista racional y biológico.

Hay diferentes informes oficiales como el de Amnistía Internacional donde quedó claro que en 2020 en plena crisis sanitaria de la COVID-19 hubo un aumento importante de fallecimientos de personas ancianas en residencias. La gran mayoría de las personas ancianas que viven en la residencias están enfermas y requieren una atención diaria y personalizada pero si no se la reciben,  su salud puede resentirse de forma dramática. Los fallecimientos masivos en 2020 fueron debidos a la desatención que padecieron lo que provocó un daño grave en su salud física y emocional ocasionando numerosas muertes en la residencias.  Sufrieron aislamiento durante meses sin poder ver a sus familiares e incluso sin poder salir al exterior. Desnutrición. Frialdad. No fue el virus que dicen que causa la COVID-19 lo que provocó su muerte sino el agravamiento de sus enfermedades ya existentes. El miedo y el terror que sufrieron debilitaron su organismo y su sistema inmunitario. Ahora, en 2021, hay menos fallecimientos en las residencias relacionadas con la COVID-19 pero no es debido a que gran parte de las personas ancianas que ahí viven les hayan vacunado, mueren menos porque son mejor atendidos y su salud está mejor.  

Las vacunas no curan nada ese poder es un privilegio del cuerpo humano. Están compuestas por ingredientes tóxicos que pueden estimular al organismo pero nunca sanar.  Esta estimulación se confunde con un mejoramiento del vacunado pero a la larga conllevará un nivel de salud peor. Ante esta carga de toxicidad el cuerpo reacciona intentando eliminarla surgiendo entonces los efectos adversos. Todo este proceso defensivo del cuerpo le priva de energía vital. La salud no se consigue introduciendo en el cuerpo sustancias tóxicas sino por vivir una vida sana donde se practican hábitos saludables que minimizan de forma considerable la toxicidad en el organismo.

 Por tanto, las vacunas administradas en las residencias NO CURAN. Los contagios que dicen que hay se basan en los tests PCR no en la realidad porque más del 80% de los ancianos y trabajadores de las residencias son asintomáticos. Es decir, no tienen síntomas y, si no los tienen, no pueden contagiar. Toda la vida  el médico de cabecera si no tenías síntomas de la gripe nunca te decía que podías contagiar la gripe.  Es un sinsentido.  Un test PCR puede dar positivo hoy y mañana no. Estos tests no son fiables y el resultado no indica que la persona esté enferma y sea contagiosa.

Los propios fabricantes de estas vacunas indican que no crean inmunidad, es decir, desde el punto de vista oficial, la persona vacunada puede contagiar y contagiarse. Por  tanto, la vacuna no sirve para la ansiada inmunidad de grupo ni en las propias residencias. Lo que realmente crea inmunidad es vivir una vida sana.

 La aplicación de un protocolo saludable en las residencias donde los ahí convivientes puedan practicar una vida sana conllevará un mejoramiento de su salud física, emocional y espiritual: Tomar el sol, salir al exterior, ejercicio, comer una dieta con muchas verduras y frutas y menos alimentos procesados, dormir mucho, hacer actividades divertidas, compartir momentos agradables con otras personas, interactuar con los familiares, evitar el alcohol, el tabaco, evitar la medicación (salvo que sea imprescindible), etc.

 

FUENTE: Información del artículo recopilada del LIBRO RECOMENDADO “COVID-19 CONTRA NATURA”

Publicidad

Buy and Sell text links