¡Hola!¡Buen día! [Regístrate] [Abre Tu Cuenta]

oportunidad local para tienda oficina

sección Descargas Alternativas Cómo ganar dinero en Internetx


TERAPIAS Y TEMAS ALTERNATIVOS DESTACADOS

Acupuntura (10) Animales (117) Artículo (198) Biodanza (13) Budismo (2) Carta Astral (3) Casa Rural (21) Centro (110) Crecimiento Personal (9) Crisis (36) Curso (633) Derechos Humanos (393) Ecología (489) Espiritualidad (15) Flores de Bach (5) Gestalt (7) Gratis (16) Herbolario (5) Higienismo (14) Holístico (1) Homeopatía (7) Librería (7) Masaje (21) Matrix (16) Meditación (18) Naturopatía (15) ONG (427) Osteopatía (5) Ovni (6) Parto Natural (7) Pnl (5) Quiromasaje (5) Reflexología (1) Reiki (12) Restaurante (30) Salud Natural (465) Sanación (463) Tarot (57) Turismo (564) Turismo rural (40) Veganismo (5) Vegetarianismo (13) Vida Sana (512) Yoga (40) Zen (12)



Objeciones a comer productos lácteos

Sección cuerpo

Artículos alimentación
[ver otros artículos]
[recomienda este artículo]

Objeciones a comer
productos lácteos
por José Manuel Casado Sierra

Todos los mamíferos durante su infancia subsisten a base de la leche de su madre, pero después de que son destetados, comen otros alimentos y nunca vuelven a probar ningún tipo de leche. Esta norma universal no es respetada por el ser humano, el cual ha sido convencido de que debe tomar leche todos los días de su vida y la debe obtener de otros animales, principalmente de la vaca.

Cada especie de mamíferos obtiene la leche de su especie, el ternero de la vaca, el potro de la yegua, etc., ¿has visto alguna vez a un ternero amamantándose con la leche de una yegua?¿O a un chimpancé ordeñando a una cabra? Esto es tan ridículo como sería ver a una persona, en la naturaleza, abalanzándose sobre una vaca y chuparla sus pezones para obtener leche. Este sentido común es olvidado por la maayoría de las personas pues cualquier tipo de leche la tienen a su alcance, embotellada, empaquetada, lo único que tienen que hacer es beberla.

Aquí tienes algunos motivos para dejar de tomar leche tras ser destetado/a:

  • La leche es indigestible una vez que la persona tiene más de tres años. En un estudio realizado por The U. S Government Committee on Nutrition( El Comité Gubernativo sobre Nutrición de Los Estados Unidos de América), fue descubierto que muchos individuos sanos desarrollan indigestión, gases, calambres y diarrea después de una hora o dos de beber la leche. Se dice que tienen ''intolerancia a la leche" . El Comité sobre Nutrición observó que la mayoría de los adultos en el mundo tienen bajos niveles de lactasa intestinal y llegaron a la conclusión que esto es la norma en los adultos.

    El 75% de los humanos, 3 de cada 4, a la edad de los tres años invariablemente cesan de segregar dos enzimas necesarias para la digestión de la leche. Estas enzimas son la lactasa para la digestión del azúcar de la leche, la lactosa, y la renina para la digestión de la caseína, la cual contiene la proteína y los minerales como el calcio . La práctica de usar leche más alla de la infancia conduce a la enfermedad, Incluyendo los siguientes efectos de envenenamiento: indigestión, gases calambres, diarrea, constipados, asmas, alergias, desórdenes intestinales.

    Los mismo síntomas se observan también en los animales alimentados con leche después del periodo de lactancia natural.

  • La leche es tóxica: Cuando se toma leche y productos lácteos, nuestra flora intestinal los descompone, fermentando parte y pudriéndose la otra parte, resultando subproductos tóxicos de desecho que envenenan a nuestro organismo.

  • La leche precipita la formación de moco cuando el cuerpo intenta desintoxicarse a sí mismo. Esto es, la presencia de productos lácteos en el cuerpo ocasiona la expulsión de moco a través de los órganos respiratorios: resfriado común ,asma, sinusitis, alergias, bronquitis. Por supuesto que la leche y los productos lácteos no son los únicos factores responsables de estas y otras enfermedades, pero su uso en la dieta es uno de los factores determinantes que obligan al cuerpo enervado y tóxico a iniciar estos y otros procesos para la purificación y repararación del mismo.

  • La pasteurización de la leche destruye sus nutrientes. Al calentar la leche, el calcio se transforma en inorgánico. Esto significa que su estructura molecular es alterada por el calor, convirtiéndose en inutilizable y tóxico. Además, en el proceso de pasteurización, la proteína de la leche (caseína) es coagulada y endurecida y, por tanto, se hace indigerible.

  • La leche pasteurizada produce calcificación de los tejidos blandos del cuerpo. El calcio inorgánico y no absorbido de la leche pasteurizada, es depositado en los tejidos blandos y calcifica, precipitando un gran número de enfermedades: artritis, cataratas, piedras en el riñón, dolor de espalda, etc., ¿ess mera coincidencia que los pacientes propensos a la formación de piedras en el riñón no tienen más tiempo este problema después de eliminar los productos lácteos de sus dietas?

  • La única leche adecuada para el ser humano es la de su propia especie. La leche de vaca está adaptada a las necesidades nutricionales de los terneros, los cuales doblan su peso en 47 días(los seres humanos en 180 días), tienen cuatro estómagos y pesan 150 kilos al cabo de un año. La leche de vaca contiene 3 veces la cantidad de proteína que la leche humana y casi el 50% más de grasa. Los bebés humanos son más pequeños y más inteligentes que las vacas. Necesitan menos proteína pero más de otros nutrientes para satisfacer sus necesidades especiales. La mayor cantidad de proteína en la leche de las vaca es por su tamaño mayor y más rápido crecimiento que nosotros. La leche de vaca carece de nutrientes necesarios para el desarrollo del cerebro de los bebés humanos.

  • La leche es alta en colesterol y grasas saturadas , las cuales contribuyen a enfermedades cardiovasculares.

  • Los productos lácteos contienen pesticidas, hormonas y antibióticos, acumulados en los alimentos y medicamentos dados para alimentar a los animales.

Si todavía te preocupa donde puedes obtener el calcio si no bebes leche, estáte tranquilo/a pues este mineral es abundante en el reino vegetal: frutas, verduras, frutos secos, semillas. Estos alimentos te proporcionan en abundancia la cantidad requerida de calcio en la forma mejor y más rápidamente utilizable por tu cuerpo.

FUENTE: Artículo Editorial Higea por José Manuel Casado Sierra, Experto en Nutrición 1993. EDITORIAL HIGEA