¡Hola!¡Buen día! [Regístrate] [Abre Tu Cuenta]

oportunidad local para tienda oficina

sección Descargas Alternativas Cómo ganar dinero en Internetx


TERAPIAS Y TEMAS ALTERNATIVOS DESTACADOS

Acupuntura (15) Animales (160) Artículo (137) Biodanza (13) Budismo (2) Carta Astral (3) Casa Rural (24) Centro (115) Crecimiento Personal (9) Crisis (13) Curso (308) Derechos Humanos (36) Ecología (57) Espiritualidad (21) Flores de Bach (5) Gestalt (7) Gratis (41) Herbolario (5) Higienismo (16) Holístico (1) Homeopatía (7) Librería (7) Masaje (36) Matrix (4) Meditación (18) Naturopatía (15) ONG (100) Osteopatía (5) Ovni (3) Parto Natural (7) Pnl (4) Quiromasaje (6) Reflexología (1) Reiki (19) Restaurante (23) Salud Natural (40) Sanación (33) Tarot (42) Turismo (158) Turismo rural (45) Veganismo (17) Vegetarianismo (20) Vida Sana (102) Yoga (43) Zen (11)



El Efecto Invernadero

Sección ecología

Artículos ecología y bienestar

[ver otros artículos]
[recomienda este artículo]

El Efecto Invernadero
por José Manuel Casado Sierra

En menos de dos siglos los seres humanos han aumentado la cantidad total de dióxido de carbono en la atmósfera en un 25% a causa de la quema de combustibles fósiles y la destrucción de las selvas tropicales.

Las grandes potencias industrializadas son responsables del 75% de las emisiones de CO2 aunque solo representen el 25% de la población mundial.

Este aumento de CO2 ha provocado lo que se denomina el "efecto invernadero", la energía solar entra en la tierra pero luego no puede salir bloqueada por los gases tóxicos emitidos, es como si la tierra se convirtiera en un enorme invernadero, provocando un aumento de la temperatura terrestre. Las repercusiones son sequías más fecuentes, más prolongadas y más graves. Aumento de los niveles del mar a consecuencia del aumento de la temperatura del agua y la reducción del casquete polar ártico que entre los años 1976 y 1987 se redujo un 30%, este aumento del nivel del mar provoca importantes inundaciones.

Muchos científicos predicen que el contenido de CO2 en la atmósfera probablemente se doblará en la mitad del próximo siglo, alcanzando la tierra temperaturas alarmantes. La Agencia de Protección del Medio Ambiente americana dice que si las tendencias actuales se mantienen, es probable que en los próximos 100 años el clima cambie tanto como ha cambiado en los 18.000 anteriores, llegando a alcanzar temparaturas similares a la de la época de los dinosaurios. Se estima que en el siglo 21 aumentará la temperatura del planeta entre 2 ó 3 grados.En el año 2030, ciudades como New York y Boston tendrían el clima tropical de Miami.

La producción de alimentos animales es un importante factor en la emisión de tres de los cuatro gases causantes del efecto invernadero: dióxido de carbono, metano y los óxidos de nitrógeno.

- ÓXIDOS DE NITROGENO: Los óxidos de nitrógeno son responsables del 10% del efecto invernadero. Producir los alimentos para el ganado requiere el uso de fertilizantes petroquímicos que emiten óxidos de nitrógeno. Imaginaros la cantidad inmensa de fertilizantes que se usan para producir los alimentos para los cerca de 15.000 millones de animales destinados en el mundo al consumo humano. En los últimos 40 años, el uso de fertilizantes químicos ha aumentado dramáticamente de 14 millones de toneladas en 1950 a 143 millones de toneladas en 1989.

- METANO: Es responsable del 18% del efecto invernadero. Los científicos estiman que más de 500 millones de toneladas de metano se liberan cada año. Anualmente la actividad ganadera mundial genera 100 millones de toneladas lo que representa el 20% de total. En los últimos 300 años la concentración atmosférica de este gas casi se ha doblado. Debido a que una molécula de metano es capaz de retener 25 veces tanto calor del sol como una molécula de CO2, los investigadores predicen que el metano puede convertirse en el principal gas causante del efecto invernadero en los próximos 50 años.

- DIOXIDO DE CARBONO: Es responsable del 50% del efecto invernadero. Cada año se vierten 6.000 millones de toneladas de este gas a la atmósfera. Las fuentes más importantes del CO2 son la quema de combustibles fósiles (carbono, petróleo, gas natural) y la desforestación.

La quema de combustibles fósiles es responsable de los 2/3 de las emisiones de CO2 anuales. La industria cárnica quema importantes cantidades de combustibles fósiles durante todo el proceso de producción, que se ocupa, no lo olvidemos, de 15.000 millones de animales. Por ejemplo, para producir 450 gramos de carne de vaca es necesario quemar el equivalente a 4 litros y medio de gasolina. El dióxido de carbono atmosférico liberado en la producción de un filete normal de carne es el mismo que un paseo de 40 Kms en un coche normal y corriente. Para mantener los requerimientos de carne anuales de una familia de 4 personas requiere el consumo de más 1.000 litros de combustible fósil, liberándose más de 2 toneladas de CO2 a la atmósfera, la misma cantidad que libera un coche en seis meses con una conducción normal.

La desforestación es responsable del 30% de las emisiones de CO2 anuales y la causa principal de la destrucción de nuestros bosques es el pastoreo del ganado. Las más de 1.200 millones de vacas que existen en el mundo para el consumo humano pastan en la mitad de la masa terráquea del planeta, es decir, en los seis continentes. Las tierras elegidas del planeta para estos animales tienen una característica común deben estar desprovistas de árboles por lo que se talan y se destruyen bosques enteros. En estos bosques hay miles y miles de árboles y plantas que mediante el proceso de fotosíntesis se apoderan del dióxido de carbono de la atmósfera y desprenden oxígeno.

Necesitamos nuestros bosques porque son fuentes vitales de oxígeno, moderan nuestros climas, previenen las inundaciones, reciclan nuestra agua, son hogares para millones de animales y plantas, son nuestra mejor defensa contra la erosión del suelo. Al talarlos o quemarlos se contribuye al aumento en la atmósfera de CO2.

Teniendo en cuenta que los niveles de dióxido de carbono están llegando a niveles muy peligrosos (en 1750 la atmósfera contenía 288 partes por millón y hoy hay 350 ppm y que muchos científicos predicen que estas cantidades probablemente se doblarán a la mitad del siglo 21), lo razonable sería proteger e incrementar los árboles existentes, sin embargo el ser humano los está destruyendo a una velocidad vertiginosa. En todo el mundo se están cortando, quemando y destruyendo bosques a la asombrosa velocidad de más de 16.000 millones de hectáreas por año. Más de 40.000 hectáreas cada día. Casi media hectárea por segundo. La mayor parte de la tierra boscosa que se tala se destina al pastoreo o al cultivo para alimentar al ganado. La actividad ganadera ha destruido más selvas tropicales de América Central que cualquier otra actividad.

Desde 1960 más del 25% de las selvas tropicales de América Central han sido destruidas para crear tierra para que paste el ganado que ha aumentado en número más del doble. Se están destruyendo actualmente 100 hectáreas de bosque cada día para dedicarlas a terrenos donde pastoree el ganado vacuno para después exportar el 90% de la carne a USA. En total USA importa 62.500 toneladas anuales de carne vacuna de América Central. Desde que en 1980 USA empezó a importar carne de vacuno a América Central, se han pasado de las 340.000 Km2 de selvas tropicales a los 200.000 Km2.

La cuenca amazónica antaño una de las extensiones más prodigiosas de selva tropical del mundo ya ha sido reducida por la destrucción en casi 40 millones de hectáreas. Cerca del 75% de esa pérdida se debe a la explotación ganadera. Expertos dicen que si la destrucción se mantiene al ritmo actual, las selvas tropicales habrán desaparecido totalmente en un plazo de 30 años.

Contrasta la destrucción masiva de estos milagros de la naturaleza, las selvas tropicales, con el hecho de que los productos obtenidos de la selva tropical amazónica (caucho, pr.agrícolas, etc) podrían generar más de 2 veces el ingreso producido por la cría ganadera y la industria madedera.

El consumidor que se come la carne del animal que ha pastado en las selvas tropicales participa directamente en la destrucción de las mismas. Por cada 110 gramos de carne vacuno procedente de una vaca criada en América Central que se come el consumidor se han destruido 5 metros cuadrados de selva tropical con todos sus seres vivos( cerca de 20 a 30 especies de plantas, quizás 100 especies de insectos, y docenas de pájaros, mamíferos y reptiles) y se han añadido 226 Kgs de CO2.

Si durante un año el consumidor comiera una hamburguesa menos por semana, se podrían salvar potencialmente más de 230 metros cuadrados de S.T y se impediría que se lanzaran a la atmósfera 12.000 Kg más de CO2.

En tu vida diaria también puedes contribuir a reducir de forma importante las emisiones de dióxido de carbono:

  • Utiliza menos el coche: Si usaras el transporte público dos veces por semana en vez de tu coche, ahorrarías una tonelada de emisiones de dioxido de carbono y otros gases en el aire, aparte del ahorro en gasolina y aparcamiento.
  • Remplaza una bombilla incandescente por una bombilla fluorescente compacta y ahorraras ¡73 kilos de emisiones de dióxido de carbono cada año! ¡Mejor todavia! Acuestate cuando se oculte el sol y llsa menos las luces.
  • ¡Recicla ! Si reciclas una lata de alul lio, podria ser ulla que te encuentres, una botella de cristal y lm periodico cada dia, ahorrarias 132 kilos de dioxido de carbono cada dia. Cada 70 ki]os de papel que reciclas significa un 95% menos de contaminacion y un arbol salvado.
  • Planta un árbol y ahorrarás 68 kilos de emisones de dioxido de carbono al ano. ¡Puedes disfrutar de un trabajo al aire libre al plantar el árbol como también una sombra en los días calurosos de verano!
  • Disminuye un grado la temperatura del termostato de tu casa en invierno, podrás ahorrar más de 187 kilos de emisiones de dióxido.de carbono.

FUENTE: Artículo de José Manuel Casado Sierra, Experto en Nutrición. EDITORIAL HIGEA .