¡Hola!¡Buen día! [Regístrate] [Abre Tu Cuenta]

beruby.com - Empieza el día ahorrando
sección Descargas Alternativas Cómo ganar dinero en Internetx


TERAPIAS Y TEMAS ALTERNATIVOS DESTACADOS

Acupuntura (15) Animales (166) Artículo (167) Biodanza (13) Budismo (2) Carta Astral (3) Casa Rural (24) Centro (119) Crecimiento Personal (9) Crisis (17) Curso (331) Derechos Humanos (36) Ecología (65) Espiritualidad (23) Flores de Bach (5) Gestalt (7) Gratis (41) Herbolario (5) Higienismo (19) Holístico (1) Homeopatía (7) Librería (7) Masaje (36) Matrix (4) Meditación (19) Naturopatía (15) ONG (100) Osteopatía (5) Ovni (3) Parto Natural (8) Pnl (5) Quiromasaje (6) Reflexología (1) Reiki (19) Restaurante (24) Salud Natural (41) Sanación (35) Tarot (59) Turismo (164) Turismo rural (45) Veganismo (17) Vegetarianismo (20) Vida Sana (112) Yoga (43) Zen (11)



Declaración de los Derechos de los Inmigrantes en Europa

Sección derechos humanos


Artículos recomendados

[ver otros artículos]
[recomienda este artículo]

Declaración de los Derechos
de los Inmigrantes en Europa
Declaración de los Derechos
de los Inmigrantes en Europa

Los artículos de esta declaración fueron debatidos y aprobados en los Estados Generales de la Juventud (París, diciembre de 1988), con el fin de presentarlos para su aprobación al Parlamento Europeo, como parte del esfuerzo para la erradicación de todo tipo de racismo y la consecución de una sociedad más justa y solidaria y, en definitiva, más habitable.

1. Toda persona nacida en el territorio de un Estado europeo disfruta, desde su nacimiento y sin ninguna restricción, de la nacionalidad de ese Estado. Sólo esa persona puede renunciar a esa nacionalidad y reintegrarla.

2. Toda persona que resida desde hace cinco años o más en el territorio de un Estado europeo tiene el derecho de adquirir la nacionalidad de ese Estado. Todo rechazo deberá estar motivado y podrá ser objeto de recurso.

3. Toda persona perseguida en su país o que tema legítimamente serlo a causa de sus orígenes raciales, sexo, opiniones, religión, creencias, u obligada a huir por razones de guerra, tiene el derecho de disfrutar, en el territorio del país europeo que escoja, del derecho de asilo en condiciones que le garanticen todas las libertades definidas por la presente declaración. El asilo provisional tendrá que ser acordado sin condición administrativa.

4. Toda persona que resida en el territorio de un Estado europeo tiene derecho a una residencia garantizada, la cual implica:

  • La entrega de permisos de larga residencia.
  • La protección de los menores y de los jóvenes que hayan crecido en ese país.
  • El ejercicio sin restricción del derecho al reagrupamiento familiar.

Toda decisión sobre la modificación del status de un inmigrante sólo puede ser resultado de una decisión de los tribunales que pueda ser objeto de un recurso de suspensión. Toda persona que viva en un país europeo tiene derecho a escoger librmente y sin ninguna discriminación su lugar de residencia. Toda persona que resida en un estado europeo disfruta de una completa libertad de circulación por el territorio de los Estados europeos.

5. Toda persona residente en el territorio de un Estado europeo tiene el derecho, al cabo de cinco años como máximo, a participar como elector y como candidato, al menos en las elecciones locales, dentro del marco de escrutinios organizados por ese Estado. Toda persona, independientemente de su país de origen, que resida en un Estado miembro de la CEE tiene el derecho a participar en las elecciones al Parlamento Europeo.

6. Toda persona tiene derecho al respeto y al libre ejercicio de su cultura, en tanto no afecte a los derechos elementales del hombre, ni a la dignidad e integridad de la persona.

7. Toda persona tiene garantizado el libre ejercicio de su libertad de consciencia. Nadie prohibirá u obstaculizará, bajo la forma que sea, la libertad de fe, el libre ejercicio de los cultos o el respeto a las fiestas y ritos religiosos, públicos o privados, en tanto no afecte a la dignidad e integridad de la persona.

8. Toda persona residente en el territorio de un Estado europeo debe beneficiarse de los derechos económicos y sociales, sin ninguna distinción.

9. Todos los niños, cualquiera que sea su origen, tienen derecho a la instrucción y educación. La organización de la enseñanza pública en todos los niveles es un deber del Estado. Esta enseñanza debe ser gratuita y accesible a todos, incluyendo ayudas materiales y esfuerzos públicos particulares para todos los que, sin ella, no podrían seguir sus estudios.

10. Toda persona tiene derecho, sin ningún tipo de discriminación, a un salario justo y legal por un trabajo justo y legal.

11. Toda persona residente en un Estado europeo puede defender sus derechos e intereses por medio de la acción sindical y la huelga, y adherirse a un sindicato.

12. Todo asalariado/a es elector/a en las elecciones profesionales del país en el que reside.

13. Toda persona residente en el territorio de un Estado europeo es beneficiario de la protección social reconocida a los nacidos en el país, sin distinción alguna. Toda persona que reside en un Estado europeo disfruta de una completa libertad de circulación sobre el territorio de los Estados europeos.

14. Toda persona residente en el territorio de un Estado europeo, tiene derecho a crear, dirigir o adherirse a una asociación, organización o partido político.

15. Toda asociación de derecho privado de un Estado europeo, cuya vocación sea combatir la discriminación racial bajo todas sus formas, está autorizada a ejercer la acción civil y a desencádenar la acción pública entre las autoridades competentes, siempre que infracciones de carácter racista lo hagan necesario.

16. Toda persona residente en un país europeo tiene derecho a participar, crear y dirigir una publicación, en las mismas condiciones que los nacionales.

l7. El derecho de reunión está reconocido a toda persona, cualquiera que sea su nacionalidad.

FUENTE: Páginas Verdes 1991, Editorial Integral.pág.96