¡Hola!¡Buen día! [Regístrate] [Abre Tu Cuenta]

oportunidad local para tienda oficina

sección Descargas Alternativas Cómo ganar dinero en Internetx


TERAPIAS Y TEMAS ALTERNATIVOS DESTACADOS

Acupuntura (10) Animales (111) Artículo (149) Biodanza (13) Budismo (2) Carta Astral (3) Casa Rural (21) Centro (95) Crecimiento Personal (9) Crisis (17) Curso (295) Derechos Humanos (39) Ecología (61) Espiritualidad (12) Flores de Bach (5) Gestalt (6) Gratis (15) Herbolario (5) Higienismo (10) Holístico (1) Homeopatía (7) Librería (5) Masaje (21) Matrix (4) Meditación (18) Naturopatía (15) ONG (90) Osteopatía (5) Ovni (2) Parto Natural (7) Pnl (5) Quiromasaje (5) Reflexología (1) Reiki (12) Restaurante (16) Salud Natural (42) Sanación (45) Tarot (55) Turismo (145) Turismo rural (40) Veganismo (5) Vegetarianismo (13) Vida Sana (108) Yoga (38) Zen (7)



La poda de los árboles

Sección ecología

Artículos agricultura ecológica
¿Cómo crear un huerto
de frutas y frutos secos?

[ver otros artículos]
[recomienda este artículo]

La poda de los árboles

por Rebecca Caisse

La poda es más un arte que una ciencia. Es un acto de cooperación o compromiso entre lo que quieres que el árbol haga y lo que él quiere hacer. No hay ninguna "norma" para la poda salvo una norma general: aborde cada árbol individualmente, y pódelo de tal manera que realce la forma natural que quiere tomar. La forma de poda más artística puede ser ninguna clase de poda. Masanobu Fukuoka, el agricultor japonés que describe en su libro, The One-Straw Revolution, sus propias técnicas de control del huerto evita la poda de sus cítricos que crecen en desorden entre los otros árboles frutales y del bosque. Según Fukuoka, la poda sólo es necesaria cuando el hombre comienza a estropear el árbol.

Los árboles que son injertados en otros, con rizomas difefentes, especialmente rizomas enanos, invariablemente necesitarán la poda. La mayoría de los agricultores podan a finales del invierno o a principios de la primavera antes de que las yemas empiecen a crecer, En verano puede hacer una poda adicional más ligera. Normalmente, lo ideal es hacer la poda cuando el árbol está en letargo, hacia el final del invierno en el norte, más temprano en el sur.

Orientaciones generales:

Corte tan cerca como pueda del tal modo que no deja una cepa, que puede morir y pudrirse dentro del tronco, facilitando el desarrollo de cualquier enfermedad. Sobre los miembros más grandes, use una sierra para podar para hacer cortes limpios.

Si acorta parte de una rama (lo que se conoce como desmochar), las yemas detrás del corte crecerán más de lo que lo harían de otro modo, desarrollan más ramas y cornezuelos, y complicarán el crecimiento. Es fácil pasarse con el desmoche. En caso de duda, no lo haga.

Cuando dos ramas de casi la misma longitud forman una Y, la rama acortada menos crecerá más, evitando así que se forme una horquilla en forma de Y.

Al desmochar una rama, siempre haga un corte justo por encima de una yema que sobresalga, preferiblemente en el lado más bajo de la rama. Esto hace que el crecimiento vaya más lento.

Al desmochar una guía central, corte la yema de tal manera que no quede ninguna cepa muerta cuando la yema crezca como una nueva guía.

No tenga prisa en cortar las ramas más bajas de un árbol a menos que viva en una zona donde las acumulaciones de nieve pesen tanto que las rompan. Cortar las ramas más bajas y más fuertes demasiado pronto retarda el crecimiento del árbol.

La poda tiende a retrasar la aparición de los frutos con excepción del desmoche hábil de los árboles enanos para inducir el brote de los frutos en los cornezuelos cercanos al tronco.

Sólo se empieza a comprender la poda después de que ha vivido con unos pocos árboles desde el momento de plantarlos hasta los años en que dan más frutos. Mientras tanto, la antigua máxima, "Mantenga un árbol de tal manera que un petirrojo pueda volar a través de él sin que sus alas se toquen, " es un consejo tan bueno como cualquier otro.

FUENTE: Fuente: EL SISTEMA HIGIENISTA DE LA SALUD, Copyright @ 1986 LIFE SCIENCE INSTITUTE. Traductora: Natividad Casado Sierra. Los derechos en español pertenecen a la Fundación PHARUS.