¡Hola!¡Buen día! [Regístrate] [Abre Tu Cuenta]

oportunidad local para tienda oficina

sección Descargas Alternativas Cómo ganar dinero en Internetx


TERAPIAS Y TEMAS ALTERNATIVOS DESTACADOS

Acupuntura (15) Animales (168) Artículo (168) Biodanza (13) Budismo (2) Carta Astral (3) Casa Rural (24) Centro (120) Crecimiento Personal (9) Crisis (18) Curso (334) Derechos Humanos (39) Ecología (69) Espiritualidad (23) Flores de Bach (5) Gestalt (7) Gratis (41) Herbolario (5) Higienismo (19) Holístico (1) Homeopatía (7) Librería (7) Masaje (36) Matrix (4) Meditación (19) Naturopatía (15) ONG (103) Osteopatía (5) Ovni (3) Parto Natural (8) Pnl (5) Quiromasaje (6) Reflexología (1) Reiki (19) Restaurante (24) Salud Natural (45) Sanación (39) Tarot (59) Turismo (168) Turismo rural (45) Veganismo (17) Vegetarianismo (20) Vida Sana (112) Yoga (43) Zen (11)



Fotónica, El Color del Aura y el Color de los Ojos

PAGINA PRINCIPAL SECCION Espíritu


Artículos interesantes
Temática general
[ver otros artículos]
[recomienda este artículo]

Fotónica, El Color del Aura
y el Color de los Ojos
por Planet Art

El aura se compone de emanaciones lumínicas ultravioletas que no están al alcanze de la visión humana, ya que el cristalino del ojo se endurece no permitiendo atravesar la radiación ultravioleta, excepto en algunos individuos que mantienen esa plasticidad en el cristalino. Los bebes y algunos niños pueden ver las emanaciones lumínicas de todos los seres vivos, o sea el aura. Siempre preguntar a los niños que colores ven alrededor nuestro, ellos nos diran la verdad.

La emanación lumínica del aura sucede debido a los procesos químicos celulares y hormonales en el interior del organismo humano. Estos procesos químicos dependen e influyen las emociones y el carácter de un individuo. Los colores del aura depende de la longitud de onda electromagnética, o sea luz solar, que es absorbida por los ojos y la piel y es procesada químicamente por los vértices energéticos de los chakras que a su vez influyen directamente las glándulas y las secreciones hormonales. Si éstas están activas y elaboran correctamente su química, esos chakras estarán abiertos y emitirán una luz en el espectro ultravioleta. O sea que los colores del aura dependen de cuales chakras estan abiertos, ya que éstos absorben luz y emiten el color complementario. Estos procesos químicos dependen de la integridad psicofísica de una persona, asimismo de como asimila y entiende sus emociones y lo que sucede en el entorno.

Podemos medir el aura, sus vértices energéticos o agujeros con varillas de radiónica, también su color a través de los chakras abiertos o irradiando. También podemos mirar el rostro a través de un prisma para ver los colores carentes en un individuo, algo parecido a ver el aura.

A la misma vez el color del iris de los ojos muestra ese proceso químico según el patrón genético heredado y a la vez indican los cambios o debilitamientos de esa herencia, tanto a nivel físico como a nivel psicológico. Sobretodo, los ojos son el espejo del alma. Los ojos azules pertenecen a personas de sangre fría, cuyos antepasados han vivido en un clima frío, con poco sol y sus padecimientos son debidos al exceso de frío. Los riñones, el estancamiento linfático, la debilidad pulmonar y la tendencia a congelar las articulaciones a través de la artritis o artrosis.

Los ojos marrones vistos con luz son más bien rojizos o anaranjados y pertenecen a personas con antepasados que han vivido en un clima cálido con mucho sol. Sus padecimientos son cardiovasculares y glandulares, un exceso de fuego. Los ojos mixtos o verdes son pertenecientes a la herencia mezclada de ambos patrones de antepasados, muestra una debilidad hepática y una constitución biliar debido a la necesidad de adaptación.

Al mirar el iris con una lupa con luz podemos observar tanto las características físicas como psicológicas y espirituales, ya que a través del iris no sólo podemos ver el camino hacia la enfermedad o desarmonía fisica, sino también vemos la tendencia psicofísica de la persona y su camino específico hacia la integridad espiritual.

Tanto el proceso de la luz invisible del aura, como de la luz visible del iris descifran el ser humano pleno, en cuerpo y alma.

FUENTE: La Revistilla, núm.9 Nov-Dic 1996, pág. 54 Artículo de Planet Art