La COVID-19 ES UN PROCESO CURATIVO INICIADO POR EL CUERPO
Buy and Sell text links Compra y Vende Enlaces

Para una vida MÁS SANA,
MÁS FELIZ Y MÁS SOLIDARIA

MATRIX COVID-19
Descargas Alternativas
LIBROS SANOS E INSPIRADORES
Tiempo - Efemérides

Comenta Envía un mensaje
La COVID-19 ES UN PROCESO CURATIVO INICIADO POR EL CUERPO

La COVID-19 ES UN PROCESO CURATIVO INICIADO POR EL CUERPO

23-11-2021
por José Manuel Casado

540 Visitas recibidas

A 0 USUARIOS LES GUSTA ESTE ARTÍCULO


El sistema a través de los gobiernos, las autoridades sanitarias y los medios de comunicación nos bombardea con el mensaje terrorífico de que un virus SARS-CoV-2 es muy contagioso y causa una enfermedad muy letal la COVID-19. Las consecuencias inmediatas en la población son pánico y miedo que se traduce en su sumisión ante la limitación sus derechos fundamentales, la ruina económica, digitalización de sus vidas y la aceptación de medidas contra natura.

La COVID-19 no es debida a un contagio vírico sino a un estado de salud débil de la persona causado por la práctica de hábitos insanos. Los virus no son los culpables. La salud y la enfermedad son nuestra responsabilidad. La salud sólo se logra con la práctica de sus requisitos y la enfermedad se desarrolla haciendo lo contrario. Asimilar y aceptar este principio sencillo pero profundo es la clave para la curación. Razonemos todo ello en las siguientes líneas...

 

  • La COVID-19 NO la causa un virus. Es un proceso curativo iniciado por el cuerpo para desprenderse de la carga tóxica acumulada en su interior (TOXEMIA) eliminándola por diferentes vías como la respiratoria, intestinal y urinaria. La eliminación de la toxicidad puede provocar diferentes síntomas como falta de apetito, anosmia (pérdida temporal del olfato), fiebre (elevación de la temperatura para acelerar la quema de toxinas), fatiga, sequedad de la boca, lengua pastosa, mal aliento, tos, mucosidades en las vías respiratorias, diarrea, orina profusa, etc.

  • La TOXEMIA proviene de:

    • FUENTES EXÓGENAS (externas): Dieta y bebidas insanas, aire contaminado, alcohol, fumar, drogas, medicamentos-vacunas, falta de ejercicio, sueño insuficiente, poco sol, contaminación radiactiva, exposición a radiofrecuencias (5G), etc.

    • FUENTES ENDÓGENAS (internas): Metabolismo celular, acumulación de desechos celulares (virus), estrés y ansiedad, etc.



  • Para no interferir en este proceso curativo del cuerpo (COVID-19) cuando aparecen los síntomas leves descansa física y emocionalmente, come poco y sobre todo fruta cruda, bebe sólo agua, duerme mucho, respira aire fresco, haz respiraciones profundas varias veces al día, toma el sol y en unos días estarás perfecto/a. De hecho, el 99% de las personas que tienen síntomas se recuperan fácilmente en unos días.

  • Si estás enfermo con síntomas intensos como neumonía y te diagnostican COVID-19, cuidate también, descansa todo lo que puedas. Revisa-cambia tus hábitos de vida por unos saludables que no generen toxicidad y contribuyan al aumento de la vitalidad del cuerpo. En casos extremos donde la persona está muy débil, con un nivel elevado de toxicidad celular y con dificultad respiratoria, puede ser necesaria la hospitalización y tratamientos médicos oficiales. Las personas muy enfermas lo están no por un virus sino por la práctica durante años de hábitos insanos que progresivamente han intoxicado y debilitado al cuerpo.

  • Los hábitos de vida saludables son los requisitos de la salud, algunos de ellos son:

    • Respira frecuentemente aire fresco. Haz respiraciones profundas varias veces al día. Evita todo lo que puedas la mascarilla. No fumes.
    • Bebe agua lo más pura posible evitando el alcohol y bebidas azucaradas.
    • Consume una dieta saludable donde predominen los alimentos vegetales, frescos evitando los procesados, fritos y salados.
    • Descansa y duerme las horas suficientes para recuperarte del cansancio del día. Evita trasnochar.
    • Haz ejercicio habitualmente. Pasear al aire libre es muy sano.
    • Toma el sol. Tu cuerpo necesita la luz solar para sus procesos metabólicos.
    • Genera pensamientos positivos y sanos así sufrirás menos emocionalmente, tendrás menos estrés, ansiedad y tu cuerpo estará más relajado y sano. Haz ejercicios de relajación.
    • Cultiva valores como el amor, el perdón, la empatía y la compasión hacia ti mismo y los demás. Es más fácil estar sano siendo una buena persona.



  • TU CUERPO es AUTOCURATIVO. Tiene una SABIDURÍA y PODER INMENSOS. Es capaz de realizar millones de procesos cada instante, cada segundo sin necesidad de tu consciencia. Cada órgano, cada célula, cada sistema de tu cuerpo está enfocado en tu bienestar. Las más de 75 billones de células que forman tu cuerpo viven cada segundo con la finalidad de darte VIDA y con la mejor salud posible.

  • TU CUERPO POSEE SU PROPIO SISTEMA DEFENSIVO NATURAL (EL LLAMADO SISTEMA INMUNITARIO) ANTE CUALQUIER AMENAZA YA SEAN GÉRMENES O SUSTANCIAS TÓXICAS.

  • Los virus son desechos proteínicos de las células. Estos desechos pueden ser reciclados o eliminados según las necesidades biológicas del organismo. El virus SARS-CoV-2 que oficialmente aseveran que provoca la COVID-19 , NO ES UN SER VIVO y, por tanto, no tiene célula, metabolismo, inteligencia y NO TIENE CAPACIDAD DE ACCIÓN. Al no tener capacidad de acción, no puede hacer nada. Si no puede hacer nada, no puede contagiar. Es el cuerpo el actor, el que actúa sobre él.

  • El cuerpo humano alberga billones de gérmenes (bacterias y virus) en su interior y exteriormente hay trillones, por lo que desde tiempos remotos tenemos capacidad de convivir con ellos sin que peligre nuestra vida.

  • Los gérmenes son benignos. No son los que crean la enfermedad. Pueden estar presentes pero no son la causa. Un cuerpo tóxico puede provocar una proliferación excesiva de gérmenes.

  • Según la OMS los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual.

  • El 80% de las personas a las que les diagnostican que se han contagiado de la COVID-19 son asintomáticas, es decir, no tienen síntomas y, por tanto, no están enfermas ni pueden contagiar. Antes nunca los médicos nos decían que sin síntomas de la gripe teníamos gripe y eramos contagiosos.

  • El 98-99% de las personas que tienen síntomas se recuperan fácilmente sin ningún tratamiento.

  • Un porcentaje muy pequeño (menos del 2%) de las personas que tienen síntomas, los tienen más complicados y algunas fallecen. La gran mayoría de las personas fallecidas son ancianas enfermas o personas con enfermedades subyacentes como la obesidad, enfermedad cardíaca, diabetes, etc.

  • La gente no muere por causa del virus SARS-CoV-2 muere por estar insanos. Los tratamientos hospitalarios pueden ser muy invasivos. Es evidente que en casos donde el paciente está muy enfermo donde sus capacidades respiratorias están muy deterioradas puede ser necesario aplicar medidas extremas (como la intubación y sedación).

  • Las medidas que toman los gobiernos para hacer frente a la crisis de la COVID-19 son antinaturales, insanas, ineficaces y atentan contra los derechos fundamentales:

    • Los tests PCR, de antígenos o de anticuerpos no sirven para dictaminar si estás enfermo y contagias. Además, tienen un alto porcentaje de fallos. Cuando los medios de comunicación anuncian "x contagios" tal día, en realidad, no se ajustan a la verdad porque en realidad se refieren a personas que han dado positivo en los tests no que estén contagiadas. Ahora ha cambiando el protocolo de diagnóstico. Si tienes resfriado, la gripe común o neumonía, si das positivo en los tests, dirán que es debido a la COVID-19. Lo mismo si tienes otras enfermedades. De esta forma, hay una sobredimensión de los casos con la finalidad de transmitir que la COVID-19 es muy contagiosa y letal.

    • El uso de las mascarillas perjudica la función física más importante y vital del cuerpo: la respiración. Si no respiramos bien, el cuerpo puede enfermar. Los gérmenes son infinitamente pequeños y son omnipresentes por lo que las mascarillas no pueden evitarlos.

    • Lavarse las manos es una medida higiénica que ya nos recomendaban nuestros abuelos pero usar habitualmente gel hidroalcohólico es insano ya que deteriora la piel y podemos intoxicarnos. Puede eliminar algunos gérmenes pero no todos, ya que éstos son omnipresentes. El presunto virus que presuntamente provoca la COVID-19 no tiena capacidad de hacer nada ya que no es un ser vivo, es materia proteínica celular infinitamente pequeña. Es el cuerpo el que actúa sobre él, no al revés.

    • La distancia que llaman de seguridad interpersonal puede crear miedo, aislamiento, ansiedad, estrés y culpabilidad. Si las personas no tienen síntomas de la enfermedad, no tiene sentido distanciarnos.

    • Los confinamientos son medidas antinaturales que provocan enfermedad, ansiedad, estrés y aislamiento fomentando hábitos insanos como no tomar el sol, falta de ejercicio, no respirar aire fresco y consumo de alimentos procesados, bebidas azucaradas y alcohólicas. En los países con más confinamientos hay más COVID-19.

    • Los gobiernos consideran que la única alternativa para no contagiarse (inmunizarse) y no enfermar de la COVID-19 es la administración masiva de vacunas entre la población. Sin embargo, las vacunas tienen ingredientes tóxicos que provocan reacciones adversas (efectos secundarios) en el cuerpo en su intento de protección y eliminación de las mismas. Las vacunas no curan nada. La curación es un proceso orgánico del cuerpo, el cual, tiene inherentemente su propias capacidades curativas y de protección ante los gérmenes. En vez de vacunas, la alternativa más saludable, natural y eficaz para fortalecer nuestro sistema inmunitario es la práctica de los requisitos de la salud (hábitos físicos y emocionales sanos) pero a la industria farmacéutica lo que le interesa es que estemos enfermos para que así recurramos a sus medicamentos y vacunas.

Fuente: Para escribir este artículo me he basado en la Ciencia de La Salud Higienismo o Higiene Vital  y en MI LIBRO COVID-19 CONTRA NATURA

El autor de este artículo advierte que en ningún momento ha estado en su ánimo, ni directa ni indirectamente, prescribir o diagnosticar, tan sólo ofrecer al lector un conjunto de informaciones útiles en el área de la salud. En el caso de que el lector hiciera uso de tales informaciones para resolver sus propios problemas de salud, el autor de esta publicación declina cualquier responsabilidad que pudiera serle atribuida.

 

 

Publicidad

Buy and Sell text links